Turistas, 2019
Turistas, 2019
La bruja, 2022
La bruja, 2022
Experiencia, 2022
Experiencia, 2022
Huecos, 2022
Huecos, 2022
La poción mágica, 2014
La poción mágica, 2014
Cambiando la bombilla, 2015
Cambiando la bombilla, 2015
Rebelión en la pescadería, 2020
Rebelión en la pescadería, 2020
El descuido del rey de los monos, 2014
El descuido del rey de los monos, 2014
No me seas pulpo, 2015
No me seas pulpo, 2015
Maragato, 2014
Maragato, 2014
Mónica Atómica en Ferrol, 2018
Mónica Atómica en Ferrol, 2018
Desarme, 2015
Desarme, 2015
¡Qué gaitas!, 2018
¡Qué gaitas!, 2018
Postureo, 2018
Postureo, 2018
Gizmo, 2020
Gizmo, 2020
Perfilado, 2019
Perfilado, 2019
El manco, 2019
El manco, 2019
La larga marcha, 2022
La larga marcha, 2022
Piernas, 2020
Piernas, 2020
Línea circular, 2021
Línea circular, 2021
Estampados, 2021
Estampados, 2021
Tokyo en Lugo, 2019
Tokyo en Lugo, 2019
Marquesina, 2022
Marquesina, 2022
Música, 2021
Música, 2021
La guerra de los mundos, 2022
La guerra de los mundos, 2022
Bici, 2022
Bici, 2022
Habitación con vistas, 2022
Habitación con vistas, 2022
Atropello, 2021
Atropello, 2021
Despegue, 2019
Despegue, 2019
Deportera Rosa, 2022
Deportera Rosa, 2022
Especulación, 2021
Especulación, 2021
Conspiración, 2022
Conspiración, 2022
Luces, cámara, acción, 2021
Luces, cámara, acción, 2021
Patinador crepuscular, 2022
Patinador crepuscular, 2022
Pintura nueva, 2022
Pintura nueva, 2022
Sin batería, 2022
Sin batería, 2022
CIUDAD
Me crié en la ciudad y nunca me he llegado a llevar del todo bien con el rural aunque espero poder reconciliarme con ello algún día. Las calles del extrarradio me han visto crecer.
En esas calles donde la heroína campaba como la reina del mambo, amenazados por las agujas infectadas de virus mortales, aprendimos a sobrevivir en un mundo peor que el actual en el cual sucedían muchas más y peores cosas pero que carecía de ese altavoz que es Internet donde en cuestión de minutos cualquier anécdota alcanza viralidad mundial.
Sin embargo, además de los mejores momentos, en las calles también he vivido los más tensos.
Quizás por ello nunca antes me había sentido tan seguro como en los últimos años con una cámara en las manos.
Eso hace que entre el deseo de olvidar y lo tranquilo que se disfruta el paseo, mi mirada en la Era Digital parece mucho más amable que la registrada en su día en los cientos de metros de rollo de película.
También admito que esto es lo que quiero contar, lo que me hubiese gustado contar antes y lo que espero no dejar de contar nunca. Estoy seguro de que así será porque tras los sufridores han llegado los ignorantes y tras ellos solamente cabe aguardar generaciones futuras mucho mejores... ¡por la cuenta que les tiene!
Este proyecto está abierto y me encantaría que volvieses con el tiempo porque espero vayas encontrando nuevas motivaciones y sensaciones. Me hace feliz sentir tu compañía y apoyo en este camino inconcluso.

Otras series:

Volver al principio