Terraza, 2022
Terraza, 2022
Portalón, 2022
Portalón, 2022
Coche, 2022
Coche, 2022
Caseta, 2022
Caseta, 2022
AZUL ROTO
Nuestra misógena sociedad tiende a asociar el color azul a los niños, pero no siempre ha sido así y de hecho fueron los pintores impresionistas del siglo XIX quienes comenzaron a usarlo en las ropas de sus sujetos, pintando los vestidos de las niñas con tonalidades azul celeste.
Encontramos muchísimas tonalidades de azul, tantas que me atrae mucho trabajarlo precisamente porque me supone un reto el poder coordinarlos en una serie.
Teniendo en cuenta que ha sido uno de los pigmentos más caros de obtener, se le asocia mucho con la elegancia a la hora de vestir o de diseñar entornos. También es el color del cielo y por ello se le suele tratar de una forma celestial y divina.
Quizás por todo ello, procuro encontrarlo en formas menos glamurosas y mucho más terrenales. Me fijo en ese azul abandonado y roto. Me atrae esa combinación porque me produce de entrada ese contraste entre lo que debería ser perfecto y lo que no lo es.
Por último, decir que no sólo en esta serie, quizás en toda mi obra fotográfica, mi gusto por el azul me viene inspirado por el gran e inimitable Carlos Pérez Siquier (Almería, 1930-2021), cuya obra muestra un gusto y uso del color azul magistral. El azul de Siquier le llamo yo.
No es mi pretensión copiarlo, pues eso no es posible; tampoco compararme con él, ¡faltaría más! Con su mención tan sólo quiero mostrarle mi agradecimiento y respeto por lo que su mirada supuso en mi propia forma de fotografiar y de ver el color. El estar a la altura de semejante mención ya es algo tan distinto como complicado.
Este proyecto está abierto y me encantaría que volvieses con el tiempo porque espero vayas encontrando nuevas motivaciones y sensaciones. Me hace feliz sentir tu compañía y apoyo en este camino inconcluso.

Otras series:

Volver al principio